Ya mueren más españoles de los que nacen

El Centro de Estudios Demográficos apunta que la tendencia de 2015 se prolongará en los próximos años.

La tasa de natalidad siguió bajando en España en 2015 y por primera vez desde que se tienen datos la diferencia anual entre nacimientos y defunciones se saldó con una cifra negativa. Durante el año pasado murieron 2.753 personas más de las que nacieron y, según el Centro de Estudios Demográficos, esta tendencia se mantendrá en los próximos años. Los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan también que el número de mujeres en edad fértil disminuye.

Los alumbramientos llevan en un declive continuado de un 19,4% en total desde 2008, cuando se alcanzó un máximo histórico de tres décadas. La cifra actual, de 419.109 bebés, es la más baja desde 2002 y un 2% inferior a la del año anterior.

Las defunciones ascendieron a 422.276 personas, un 6,7% más que en 2014. Con todo, el crecimiento vegetativo se encuentra por primera vez en el eje negativo desde 1941. Esto no quiere decir solo que se haya superado un récord de 75 años. Muy posiblemente sea un periodo incluso superior, ya que se desconocen de manera exacta las cifras anteriores.

El investigador del CED de la Universidad Autónoma de Barcelona Pau Miretapunta que probablemente haría falta remontarse hasta la Guerra Civil para encontrar otro saldo negativo, aunque derivado de un “factor accidental” que hace imposible poder compararlo con el punto de inflexión actual.

LOS MAYORES DE 65 AÑOS VIVIRÁN 20 MÁS

Los datos del Movimiento Natural de la Población del INE de 2015 ponen de manifiesto que, de acuerdo con las condiciones de mortalidad del momento, las personas que alcanzaron los 65 años en 2015 tienen una esperanza de vida desde entonces de vivir 18,8 años más en el caso de los hombres y 22,7 en el caso de las mujeres.

La esperanza de vida al nacimiento en España disminuyó en dos décimas respecto al año anterior y se situó en 82,7 años. Entre el sexo masculino esta cifra baja hasta los 79,9 años y asciende a los 85,4 en el segmento de población femenino.

Miret cuenta que en los próximos años los decesos irán en aumento porque la edad de la población sube —la esperanza de vida en 2015 se situó a los 82,7 años— y cada vez los grupos de edad avanzada son más voluminosos. Según él, la cúspide de muertes llegará cuando la generación nacida durante el baby boomenvejezca.

Para compensar el aumento de defunciones tendrían que remontar los índices de natalidad, aunque volver a una media de entre tres y cinco hijos por mujer como la de principios del siglo XX seria ahora “insostenible”, según Miret, si se tiene en cuenta el ensanchamiento de la parte superior de la pirámide de población.

Sin embargo la media de hijos por mujer fue de 1,33 el año pasado, una centésima superior a la de 2014 dado que, a pesar de la reducción del número de nacimientos, ha disminuido el número de mujeres en edad fértil.La mediana de la edad de la maternidad ha subido de los 28,2 años en 1981 a los 31,9 en 2015. Del total de nacimientos del año pasado, 74.849 fueron de madre extranjera, un 17,8% del total. Este grupo de mujeres tiene de media 1,65 hijos, mientras que esta cifra entre las madres nacidas en España es de 1,28.

Con los datos publicados este jueves se cumplen las previsiones de saldo vegetativo negativo hechas por el INE a finales de 2015, que pronosticaron que la tendencia de la primera parte del año se confirmaría en el global anual. En 1999 se produjo parcialmente este fenómeno pero se corrigió en los últimos seis meses del año.

El saldo vegetativo fue negativo en diez comunidades autónomas y positivo en siete. Donde creció la población —sin tener en cuenta los flujos migratorios— fue en la Comunidad de Madrid (17.912), en Andalucía (8.546), en Cataluña (5.092), Murcia (4.817), Baleares (2.174), Canarias (1.067), Melilla (995), Ceuta (597) y Navarra (338). Las cifras más bajas se registraron en Galicia (-12.269), Castilla y León (-11.883) y Principado de Asturias (-7.089).Crece la población en siete comunidades

El número de partos disminuyó en todas las comunidades autónomas, con los mayores descensos en Ceuta (-9,1%), Melilla (-6,6%), Cantabria (-4,3%) y La Rioja (-3,5%). Los decesos también aumentaron en todos los rincones del país, con la excepción de Ceuta, donde disminuyeron un 2,6%. Los mayores incrementos anuales de defunciones se registraron en la Comunidad de Madrid (8,6%), Andalucía (8,5%) y Castilla-La Mancha (8,2%).

Fuente; El Pais
banner mundoeventos 770 cabeceras noticias