Mundo Eventos. Agencia de Animación Creativa

Una bodega checa plagia dos vinos de Castilla-La Mancha

Hola Ciudad Real.- Bodegas Lozano, empresa centenaria instalada en Villarrobledo y que elabora vinos amparados por la Denominación de Origen La Mancha, ha detectado que la bodega Vinarsvi Mutenice de la República Checa, está comercializando ilegalmente en ese país hasta dos marcas de su propiedad, llegando incluso a falsear el etiquetado. En concreto, la bodega checa comercializa la marca Marqués de Toledo crianza y reserva. Para la primera, han plagiado la etiqueta del reserva y para la segunda el gran reserva de Bodegas Lozano provocando así una enorme confusión y engaño para el consumidor. Marqués de Toledo Reserva de Lozano cuenta entre otras recientes distinciones con la medalla de plata obtenida en Japón (Sakura Wine Awards 2017) y el Marqués de Toledo Gran Reserva con la medalla de oro en Berliner Wein Trophy 2017.

Por casualidad

Además, la bodega checa comercializa vinos de otra de las marcas propiedad de Lozano, como es Fonda Real, tanto tinto como blanco. Según explican desde Bodegas Lozano, fue la casualidad la que llevó a la empresa a percatarse del plagio en el momento de decidir hacer un estudio de mercado sobre precios y calidades de una cadena multinacional de supermercados, que opera en la República Checa y tiene habilitada venta online en ese país. De hecho, en esta plataforma todavía sigue activo el catálogo que publicita la marca Marqués de Toledo en variedades tinto y blanco al precio de 59,90 coronas checas, unos 2,22 euros la botella al cambio actual. Bodegas Lozano ha entrado en contacto con este supermercado para ponerle al corriente de que están vendiendo vino bajo una marca plagiada.

Primeros contactos

Bodegas Lozano mantuvo una primera relación comercial con Vinarsvi Mutenice en el año 2013, cuando le vendió una partida de la marca Fonda Real, para un año después enviarle otra partida de Marqués de Toledo. En el caso de Fonda Real, los checos llegaron incluso a registrar la marca, pese a que según confirma Ágata Lozano Brand Ambassador de la bodega de Villarrobledo, es Lozano quien tiene la titularidad dentro del ámbito comunitario.

«Tras realizar estas compras, Vinarsvi Mutenice utilizó nuestras marcas y nuestra presentación para su falsificación y comercialización a precios mucho más económicos, con calidades inferiores y con perfiles diferentes», detallaron desde Lozano.

Después de que Bodegas Lozano detectara el plagio el pasado 8 de marzo, apenas dos días después instaron a la bodega checa a cesar la venta de estos productos «y que hicieran un reconocimiento público de lo sucedido». El pasado 17 de marzo se recibió respuesta desde Vinarstvi Mutenice alegando que nunca habían producido vino bajo la marca de Marqués de Toledo, «algo que es rotundamente falso» como demuestra la etiqueta del vino comercializado y el catálogo online aun disponible en plataformas digitales.

 

banner mundoeventos 770 cabeceras noticias