Natalia Menéndez deja el Festival tras ocho ediciones en la dirección

Hola Ciudad Real.- La directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Natalia Menéndez, no continuará en el cargo porque “los cargos públicos no deben quedarse a vivir, por muy bien que lo hagan” y porque después de ocho ediciones toca “dejar paso a proyectos nuevos”.

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Menéndez ha explicado que continuará haciendo labores de gestión hasta el 31 de diciembre de este año, fecha en la finaliza en su contrato, y a la espera de que el Patronato del Festival, presidido por el ministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo, designe a la persona que le sustituya en el cargo.

Las razones que le han llevado a tomar esta edición parten de un posicionamiento personal: “los cargos públicos no deben quedarse a vivir, por muy bien que lo hagan”, ha dicho.

Y, también, porque considera que después de siete años y ocho ediciones ha podido desarrollar su proyecto y ahora toca “dejar paso a proyectos nuevos”.

Menéndez ha aludido a la existencia de “un techo de cristal económico” que ha provocado cierto estancamiento de su proyecto para el festival y le ha impedido seguir avanzado en las ideas que consideraba necesarias.

Sometido a vaivenes

En este sentido, ha lamentado que el festival esté “sometido a vaivenes partidistas y políticos, como ha pasado este año” y ha abogado por que exista un presupuesto “más atado” que no esté a merced de los cambios de voluntad de los responsables institucionales.

También ha pesado en su decisión la necesidad de volver a la parte más creativa de las artes escénicas que, como actriz y directora teatral, había dejado de lado durante sus años de gestión al frente del Festival de Almagro.

Respecto a la persona que le sustituirá en el cargo, Menéndez ha asegurado no tener “ni idea” de quién será, aunque espera que se elija “lo antes posible” y que a principios de septiembre haya un nuevo director o al menos se haya establecido “cómo tiene que ser el proceso de selección”.

La actriz ha señalado que no se marcha “huyendo ni corriendo del cargo” y ha mostrado su total disposición a ayudar a la persona que le sustituya de cara a hacer un “traspaso bonito, suave y armónico que sea lo menos doloroso posible para todos y sobre todo para el festival”.

Más allá del trabajo realizado para amortizar la deuda que arrastraba el festival en los últimos años, Natalia Menédez ha destacado las mejoras realizadas en el ámbito técnico que facilitarán la entrada a la nueva dirección, porque “la electricidad y la fontanería de la casa está totalmente saneada”, ha dicho.

El gerente también se va

En cuanto a la sucesión del equipo, Menéndez ha avanzado que también le acompañará en su salida el gerente, Fernando Bonelli, que ha sido su “mano derecha” y ha adelantado que intercederá con el nuevo responsable para que conozca “la valía y el trabajo” del resto de personas del equipo para que pueda seguir trabajando con ellos.

La todavía directora del Festival de Almagro ha asegurado que los certámenes de Almagro OFF y Barroco Infantil se mantendrán, al menos en 2018, y ha instado a los futuros responsables a que sigan apostando, “con esta o con otra fórmula”, por acercar el teatro clásico a los jóvenes profesionales y al público infantil.

Haciendo balance de sus años al frente del Festival, la actriz y directora teatral ha asegurado que “ha sido una de las experiencias más importantes de mi vida”, que le ha permitido aumentar su conocimiento de la creación barroca, tener “encuentros maravillosos” y vivir un importante desarrollo personal y profesional en el ámbito de la gestión de equipos.

“La parte más dura, conflictiva y dolorosa que he vivido con la gestión se queda muy por debajo de lo aprendido y disfrutado”, ha asegurado Natalia Menéndez.

banner mundoeventos 770 cabeceras noticias