Los fenómenos astronómicos del verano de 2017

Estos son los fenómenos astronómicos del verano de 2017. Es época de buen tiempo, calor y también de vivir citas ineludibles con el firmamento.

Junio

Solsticio de verano

El solsticio de junio ha tenido lugar a las 6:24 del 21 de junio. En ese momento, el Polo Norte de la Tierra estaba orientado hacia el Sol. Es el instante del año en el que el astro rey sube más al norte en la bóveda celeste, colocándose sobre el Trópico de Cáncer (que está a 23,44º en la latitud norte). Es el primer día del verano de este 2017. Además, el 24 de junio llegará la fase de luna nueva, así que son fechas ideales para coger un telescopio y observar el firmamento.

El catálogo Messier

Es un buen momento para observar los 110 objetos que componen el catálogo Messier. Según la edad que tengas, es posible que los estudiases en su momento en el instituto. Entre estos objetos se encuentran formaciones y cúmulos muy conocidos. Es el caso de la Nebulosa del Águila (donde se encuentran los famosísimos Pilares de la Creación, que acompañan esta sección) o la Nebulosa del Cangrejo.

Es una excusa perfecta si lo que quieres es disfrutar de una noche al aire libre. Si no tienes un telescopio, también puedes utilizar unos prismáticos astronómicos. Y si no te apetece buscar nebulosas y otras formaciones, puedes limitarte a observar los planetas del Sistema Solar. Con un poco de suerte, incluso puede que tu observación se vea acompañada del paso de alguna estrella fugaz.

Julio

La luna llena de julio 2017

El 9 de julio, la Luna entrará en su fase de luna llena (hablaremos de ella con más calma en el mes de julio). Además, el mes nos dejará varios eventos que vale la pena destacar. El 1 de julio podremos vivir una aproximación de la Luna y Júpiter. Estarán separados por unos 2º de distancia a las 22:07 (horario peninsular), y será fácilmente observable a simple vista desde cualquier lugar del país.

La luna llena de julio 2017

Lluvias de estrellas: Delta Acuáridas, Capricórnidas y las Alfa Cígnidas

Durante este mes, también será posible observar varias lluvias de estrellas. Por desgracia, la mayor parte son de poca actividad en nuestras latitudes. Se debe a que sus radiantes (el punto del que parecen proceder) se encuentra muy cerca del horizonte. Las Delta Acuáridas llegarán a su pico de actividad en la noche del 28 de julio, con un ritmo de 1 meteoro por hora. Igual que las Capricórnidas, con su pico de actividad el 26 de julio a ese mismo ritmo de 1 meteoro por hora.

A esto hay que sumarle el pico de actividad de las Alfa Cígnidas, que sucederá el 21 de julio y que alcanzará 4 meteoros por hora. Como ves, ninguna de ellas es particularmente activa, pero al tratarse de tres lluvias diferentes, es posible que puedas ver algún meteoro ocasional en alguna de tus noches de observación, procedente de alguna de ellas.

Conjunción de la Luna y Venus

Si eres de las personas a las que le gusta trasnochar, el 20 de julio podrás ver una conjunción de la Luna y Venus. Ambos estarán muy cerca en el cielo a las 04:07 (horario peninsular).

Agosto

Eclipse parcial de luna

Agosto va a ser un mes particularmente activo. El 7 de agosto, coincidiendo con la luna llena, se producirá un eclipse parcial de luna. En la península apenas será visible, porque coincidirá con el momento en que se alce sobre el horizonte. En la noche del 13 de agosto, tendremos una cita con las Lágrimas de San Lorenzo, el popular nombre con el que se conoce a la lluvia de estrellas de las Perseidas.

perseidas

Lluvia de estrellas Perseidas

El mejor momento para observar las Perseidas será después de la medianoche. Este año, vamos a tener la mala suerte que la Luna oscurezca los meteoros más tenues, pero esperamos que la intensidad, en la península, esté en torno a las 30 estrellas fugaces por hora. Son el producto de los restos del cometa Swift-Tuttle. Su radiante estará en la constelación de Perseo, aunque podrán aparecer en cualquier lugar del firmamento.

Eclipse total de Sol

Además, el 21 de agosto, se vivirá un eclipse total de Sol. En España sólo podremos verlo como eclipse parcial. En la Península, no será perceptible en lugares como Barcelona o Valencia, mientras que en Vigo, justo antes del caer del Sol, alrededor del 12% de su superficie estará tapado. El mejor lugar para observarlo en nuestro país estará en las Islas Canarias. Allí, en el momento del ocaso, hasta el 45% del Sol estará oculto por la Luna. El eclipse total será visible en Estados Unidos.

Septiembre

Observación de Neptuno

En el último mes del verano, también tendremos varias citas astronómicas. La luna llena llegará el día 6. La noche anterior, el 5 de septiembre, será una oportunidad ideal para observar Neptuno con la ayuda de un telescopio, ya que se encontrará en oposición al Sol, y estará completamente iluminado. El día 12, Mercurio estará en máxima elongación al oeste. Es decir, será visible justo antes de la salida del Sol.  El mejor momento será minutos antes de las 07:27 (horario peninsular), cuando estará más alto en el horizonte.

Conjunción de la Luna y Venus

Además, el día 18, también en el cielo antes del amanecer, podrás ver la conjunción de la Luna y Venus. Ambos parecerán estar muy pegados en el firmamento. El fenómeno comenzará a las 05:34 (horario peninsular) y durará hasta el amanecer.

Lluvia de estrellas Píscidas

Del día 10 al 20 de septiembre, aproximadamente, también podremos vivir la lluvia de estrellas de las Píscidas. Es una lluvia de estrellas de poca actividad, que durante esos días alcanzará un ritmo de 5 meteoros por hora.

Llegada del equinoccio

Por último, despediremos el verano el 22 de septiembre, con la llegada del equinoccio. Sucederá a las 22:02, momento en el que el Sol se encontrará directamente sobre el ecuador del planeta. El día y la noche tendrán casi la misma duración.

banner mundoeventos 770 cabeceras noticias